Recientemente la Mesa Minera Segovia – Remedios denunció a través de redes sociales un presunto abuso de autoridad por parte de las autoridades en contra de una mina, lo preocupante del tema son los vientos de paro que suenan.

Detrás de esta convocatoria, se esconde la pretensión de lanzarse al ruedo con un nuevo paro, que como la comunidad conoce, dejó en un desastre económico y social al municipio, con millonarias pérdidas, decenas de heridos e incluso muertos, una vez se llevaron a cabo protestas violentas en las calles y los aliados de la Mesa Minera, bandas criminales que controlan el comercio ilegal del oro en el nordeste antioqueño, debían sembrar el terror en los habitantes para forzar al gobierno a cumplir con sus exigencias.

La Mesa Minera, pretende nuevamente aterrorizar a toda la población para que se sumen a un plantón, que no es más que la antesala a un Paro programado y organizado, que como siempre busca dilatar y criticar los esfuerzos que realiza la Secretaría de Minas de Antioquia y el Departamento en general para llevar a cabo los procesos de formalización de todos aquellos que se dedican al trabajo minero.

La Mesa Minera en cabeza de su presidente siempre ha mostrado desacuerdos con los procesos, por lo que la formalización acabaría de tajo su negocio lucrativo con la minería informal, al no ser reportada esta actividad ante ninguna organización estatal y desviar los recursos en materia de impuestos que le pertenecen al estado y tomar un camino criminal para financiar a aquellas organizaciones criminales como los Liberadores del Nordeste o el llamado Clan del Golfo que está asentado en estos municipios del nordeste antioqueño.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here