Hace unos meses, en abril, en Medellín se vivió un escándalo por cuenta de unas vallas que fueron instaladas en varios lugares de la ciudad y que hacían eco a la cifra dada por la JEP de que en Colombia hubo 6402 falsos positivos, número además que ha utilizado La Primera línea para justificar su «levantamiento social».

Es importante recordar que aunque la cifra se ha utilizado por grupos como La Primera Línea, y fue la JEP la que determinó ese número, en realidad no responde a un registro específico sino a un cálculo realizado entre las cuentas que presentaron diferentes entidades sobre los presuntos falsos positivos que se llevaron a cabo en Colombia cuando Juan Manuel Santos era ministro de defensa.

En su momento la ciudadanía habló que dichas vallas, pagadas con dineros de la Alcaldía de Medellín, y contratadas a través de Telemedellín, eran en realidad una campaña a favor de Gustavo Petro, ya que las piezas publicitarias estaban utilizando la misma retórica que ya venía usando la campaña del Pacto Histórico.

En los videos de las reuniones internas de la coalición comunista se dio a conocer que Roy Barreras había dado la orden de utilizar los 6402 como estrategia de campaña con el objetivo de seducir el voto antiuribista. «Mi equipo se diseñó una segunda comunicación con «jubilemos a Uribe», era una cosa muy dura, con el número 6402 y unas botas colgadas en las vallas», afirma Barreras en una de las grabaciones.

Y es que fue precisamente ese 6402 el que utilizó Daniel Quintero en muchas de las vallas que aún están en la ciudad, y diciendo que «nunca + falsos positivos», desconociendo por completo las víctimas de las Farc y de los grupos guerrilleros en la guerra interina que ha vivido Colombia.

El dinero que salió para esa campaña proviene de recursos de la Alcaldía de Medellín y la contratación de esas vallas está a cargo de Telemedellín, gracias a contratos interadministrativos, donde el último contrato de «elaboración de piezas publicitarias» firmado entre la administración municipal y el canal público fue por más de $1.700 millones de pesos.

Esta sería una prueba más de la presunta participación en política de Daniel Quintero, y peor, utilizando el aparataje estatal y los recursos públicos, para fortalecer la retórica y la línea establecida desde las toldas petristas con el fin de conseguir más votos para el candidato del Pacto Histórico.

Es importante recordar que Daniel Quintero se encuentra suspendido en este momento por presunta participación en política a favor de Gustavo Petro, mientras se adelantan las investigaciones correspondientes, por lo este «detalle» que se conoció gracias a publicación de videos realizados durante reuniones del Pacto para trazar las estrategias de campaña, pondría en apuros a Quintero Calle y le podrían complicar los procesos existentes en la Procuraduría.

 

IFMNOTICIAS.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here