Benito Osorio Villadiego, exgobernador de Córdoba, puso a temblar a más de uno con sus fuertes declaraciones ante la JEP.

Lo cierto es que ‘Benito el Breve’, como también es conocido tras sólo durar 15 días como gobernador encargado, gestionaba citas con paramilitares, pero al parecer no solo él estaba en esas atípicas reuniones con grupos al margen de la ley, sino también a Arleth Casado, quien aspira a llegar a la Cámara este año por Partido Liberal.

Para quienes no la recuerdan, Casado por más de 25 años, ha sido la organización detrás del poder electoral de su esposo Juan Manuel López, condenado por parapolítica y por hacer pactos burocráticos con Salvatore Mancuso.

Además, su prontuario no queda en citas clandestinas con paramilitares, pues la Corte Suprema de Justicia la investigó por ser señalada como una de los políticos que habrían movido sus influencias para favorecer la entrega de contratos de obras públicas a la empresa brasileña Odebrecht entre el 2009 y 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here