El Consejo de Estado podría declarar la muerte política contra el exsenador Eduardo Pulgar,  por el escándalo de sobornos que lo condenó penalmente a cuatro años y 10 meses de cárcel.

Los efectos de la decisión llevarían a que Pulgar no pueda volver a ejercer ningún cargo de elección popular en las entidades del Estado.

“Queda totalmente aniquilado para acceder a cargos de elección popular. Se configura la inhabilitad para no ser alcalde, gobernador, diputado o concejal de ningún municipio o departamento”, dijo el abogado Camilo Araque, quien demandó la investidura del exsenador.

El magistrado Carmelo Perdomo del Consejo de Estado, ya radicó el sentido del fallo teniendo en cuenta los argumentos de la demanda y el concepto de la Procuraduría, que, en audiencia de alegatos finales, solicitaron quitarle la investidura al condenado exsenador.

La petición se presentó bajo los argumentos de que Pulgar aceptó ante la Corte Suprema de Justicia el delito de tráfico de influencias.

Dicha conducta se materializó en el soborno a un juez de la Costa en busca de beneficiar a la familia Acosta Osío, para que siguieran teniendo el control sobre la Universidad Metropolitana de Barranquilla y otras entidades.

“Se demostró la responsabilidad del exsenador, por lo que resulta evidente “(…) la intención y el querer que tuvo el excongresista para afectar la voluntad del servidor público que tenía a cargo una actuación judicial que beneficiaría directamente a terceros involucrados en la contienda para obtener el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla e indirectamente a él para obtener los votos que necesitaba en las elecciones de 2018 (…)”, dijo en audiencia pasada el procurador Mariano Barros delegado ante ese Alto Tribunal.

El escándalo lo reveló el periodista Daniel Coronel en una columna del portal ‘Los Danieles’ titulada ‘Pulgarcito’ en la que divulgó dos fragmentos de grabaciones sobre el soborno.

Esas grabaciones fueron la prueba de reuniones entre el exsenador y Luis Fernando Acosta, una de esas se desarrollo en la casa de Pulgar y la segunda en la oficina del senador David Name, según se lee en la sentencia.

“En la que Luis Fernando Acosta Osío, en presencia de Rodríguez, aludió a la mediación del congresista ante el ejecutivo para lograr que ratificaran el nombramiento del hijo de Gabriel Acosta como rector de la Universidad”, dicen los hechos en la sentencia.

Pulgar fue elegido como Senador de la República en el 2018 con 81.698 votos a su favor, a raíz de la investigación en su contra decidió renunciar al Senado, actualmente se encuentra recluido en la cárcel Picota.

Tomado de: La Fm

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here