Foto: Radio Caput.

Jorge Rachid, referente del área de salud del gobernador Kicillof, justificó a los extremistas y cargó duro contra los pobres afganos que tratan de escapar del terror. Como dice el prestigioso jurista Ricardo Manuel Rojas: “Hay que dejarlos hablar nada más. Ponerle un micrófono, una cámara y que hablen”. Aunque parezca insólito, incluso para los márgenes del Frente de Todos, apareció un referente bonaerense del kirchnerismo justificando a los talibanes. Para uno de los hombres cercanos a Axel Kicillof, en Afganistán hay una “revolución nacional” y los que escapan son “cipayos traidores”.

El incalificable en cuestión es Jorge Rachid. Es médico y asesora directamente al gobernador de la provincia de Buenos Aires. También se desempeñó en un cargo cercano al exministro de Salud de la provincia, Daniel Gollan, que abandonó sus funciones para candidatearse en estas elecciones.

En su opinión, los pobres afganos que tratan de huir del horror de los talibanes son personas comparables a los colaboracionistas franceses del nazismo. Para Rachid, en Afganistán como en Argentina, hay enemigos externos y cipayos cómplices. No hay que explicar que para él la oposición representa a los traidores locales. Pero, más allá de su estupidez y su ceguera por causas ideológicas, justificar culturalmente a los extremistas islámicos, y no tener nada de empatía con los desesperados que buscan subirse a un avión para escapar, es algo espeluznante, incluso para un kirchnerista.

“¿Sabés lo que me hizo acordar? Me hizo acordar a los franceses y polacos que habían colaborado con los nazis cuando huían desesperadamente. ¡Y la prensa lo vuelve a mostrar como si fuese el horror! No, no, son los colaboracionistas y el cipayaje que huye despavorido porque viene, obviamente, viene una revolución nacional que tendrá sus ejes culturales que no me voy a poner a interpretar”, dijo Jorge Rachid.

Los “ejes culturales” que no se pone a interpretar no tardaron en salir a la luz. Lamentablemente, ya se conoce de varios asesinatos, como el de una mujer que no tenía comida para darle a los combatientes islámicos, que la mataron a golpes y le arrojaron una granada delante de sus hijas. Aunque parezca increíble, hay veces que el mismo kirchnerismo todavía muestra márgenes para sorprendernos. Que uno de sus referentes bonaerenses tenga la cara para salir por televisión justificando a los talibanes, es algo que ni podíamos llegar a imaginarlo.

Tomado de: Panampost

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here