La Fiscalía General de la Nación desmanteló en Popayán una presunta banda delincuencial conformada por tres funcionarios de juzgados civiles y cuatro particulares, quienes, al parecer, con maniobras engañosas se apoderaron de cerca de mil millones de pesos de los depósitos judiciales.

Según el reporte oficial, la organización, que era conocida como ‘Proyecto X, extraía información sobre procesos ejecutivos que tenían títulos de depósito judicial activos, los cuales eran transmitidos a un tercero. Esta persona mediante un poder fraudulento, suplantaba al titular real y hacía el cobro ante los juzgados civiles.

Luego del operativo judicial, un fiscal de la Estructura de Apoyo de la Seccional Cauca el juez de control de garantías les imputó cargos por delitos como concierto para delinquir, falsedad en documento público, fraude procesal y peculado.

“Era un verdadero cartel, acordaban cumplir con acciones delincuenciales específicas para lograr falsos documentos, como poderes, para lograr que el operador judicial autorizara el cobro de los títulos, en otros casos, falsificaban hasta las mismas resoluciones para cumplir los propósitos irregulares”, explicaron funcionarios de la Fiscalía.

Por disposición del juez, los servidores y uno de los particulares deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

En cuanto a los otros particulares, dos fueron cobijados con detención en el lugar de residencia y el otro recibió medida no privativa de la libertad.

En las diligencias fueron incautados siete celulares, ocho memorias USB, dos computadores portátiles, cuatro DVD, un disco duro y una memoria micro SD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here