Horroriza lo que pasa con el Programa de Alimentación Escolar -PAE- contratado por Virna Johnson, alcaldesa de Santa Marta. No se entiende, como siendo mujer y madre, no es contundente al exigir que los niños y niñas beneficiarios de ese complemento nutricional reciban un buen servicio.

Lo importante no es quien está obligado a suministrarle esos alimentos a los estudiantes samarios, sino que la alcaldesa Johnson esté encima, vigile la calidad de cada plato de comida, supervise que los productos no sean un riesgo para nuestros niños y niñas, y todo esté bien.

Pareciera que lo último que le importa al Clan Caicedo, cuyo jefe es Carlos Caicedo; es que el Programa de Alimentación Escolar sea una iniciativa que requiera de mucha sensibilidad humana. Es infame jugar con la salud y la vida de los pequeños que se alimentan a través de él.

Llevan nueve años haciendo todo lo contrario. El Clan Caicedo, cuyo jefe es Carlos Caicedo; ha visto el PAE como un negocio corrupto de principio a fin el cual es contratado con un interés personal y en el que lo último que se busca es que haya un operador que sea eficiente.

Hace poco, en redes sociales se hizo viral un video en el cual una madre cabeza de familia denunció que, en el PAE de Santa Marta, la firma operadora, le entregó varias latas de atún con gusanos que fueron ingeridos por sus hijos quienes se intoxicaron por esta circunstancia.

Esta no es la primera vez que el PAE del Clan Caicedo tiene ruidos. En octubre de 2018, la Procuraduría General de la Nación le abrió investigación al ex alcalde de Santa Marta, Rafael Alejandro Martínez, por serias irregularidades en su contratación y posterior manejo.

El mismo Carlos Caicedo, jefe del Clan Caicedo; fue recusado a mediados de este año por uno de los consorcios participantes en el proceso de adjudicación del PAE Magdalena por presuntos: conflictos de intereses, falta de imparcialidad y circunstancias de favorecimiento.

Los programas PAE de Santa Marta y Magdalena se habrían convertido en plata de bolsillo para los tres últimos alcaldes y el actual gobernador. Salvo algunas excepciones, ni los organismos de control y mucho menos el Clan Caicedo, han denunciado los actos inmorales cometidos.

Contrario al mal ejemplo del Clan Caicedo, cuyo jefe es Carlos Caicedo; el PAE del gobierno departamental anterior, el de Rosa Cotes fue premiado por el Ministerio de Educación porque garantizó la cobertura, fortaleció la supervisión, fue incluyente en lo social y tuvo más participación ciudadana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here