Como se sabe, en varias oportunidades, algunos críticos del alcalde William Dau Chamat se han referido a la supuesta injerencia de ciertas personas en las tomas de decisiones por parte del Ejecutivo. Se habla de sus hijos, particularmente Abraham Dau Raish; igualmente, se habla de la exzarina anticorrupción Lidy Ramírez Palencia. Y se habló durante varios días de Juan Carlos Gómez Varela, pero el mandatario ha dicho que no es cierto, ya que este «es un malandrín«.

Y -ahora – se viene hablando de Luis Alfredo del Río Foliaco, sobre todo desde cuando Dau Chamat, en entrevista a El Universal, manifestó estar arrepentido de haber nombrado como gerente de la ESE Hospital Cartagena de Indias a Rodolfo Llinás Castro.

De acuerdo con fuentes estrictamente confidenciales, la ‘inquina‘ del alcalde contra el reconocido y veterano médico es, entre otras cosas, porque luego de que Del Río Foliaco fuera nombrado por orden del alcalde como subgerente financiero y administrativo de la ESE, con un salario mensual de $9’062.324,oo, fue posteriormente declarado insubsistente por Llinás Castro «por ser un cargo de libre nombramiento y remoción».

El hecho es que, tras su abrupta salida de la ESE, también por orden del alcalde, Del Río fue contratado después en Corvivienda, «y ello llama poderosamente la atención, ya que en una administración en la que se habla de meritocracia y transparencia ese tipo de abiertas preferencias del mandatario con unas determinadas personas desdicen de su discurso«, como manifestó un funcionario de planta de esta última entidad que, por temor a perder su puesto, pidió reserva de su nombre.

«Y se lo digo«, agregó, «porque todo el mundo sabe que ‘El Choco‘ (como llaman cariñosamente a Del Río Foliaco) fue el principal financista de la campaña a la Alcaldía del doctor Dau. ¿Se imagina usted si este mismo hecho hubiera ocurrido en una cualquiera de las administraciones anteriores?«

En efecto, este portal pudo establecer que Luis Alfredo del Río Foliaco, quien en octubre del 2015 respaldó también con entusiasmo las candidaturas de Andrés Betancourt González a la Alcaldía y de Amaury Lora Márquez al Concejo, fue el mayor aportante -el año pasado – a la campaña de William Dau Chamatt.

Según los reportes oficiales que registra el Consejo Nacional Electoral y el portal Cuentas Claras, el exsubgerente financiero y administrativo de la ESE Cartagena de Indias y actual contratista de Corvivienda es una de las 14 personas que ayudaron a financiar la campaña del actual mandatario, y, en efecto, fue quien más recursos económicos aportó.

Del total de financistas particulares reportado por Dau Chamat de $28’544.900,oo, Del Río aportó $13’000.000,oo, es decir el 45,54%, mientras que las restantes personas, entre naturales y jurídicas, aportaron $15’544.900,oo.

Como persona natural, el actual contratista de Corvivienda aportó la suma de $6’000.000,oo, y como representante legal de la firma ILK Ingeniería S.A.S. aportó $7’000.000,oo.

«Es posible que el tema sea solo ético y no legal«, expresó la misma fuente, «pero, insisto, ¿usted se imagina lo que estuviera todavía diciendo el doctor Dau si esa situación se hubiera presentado, por ejemplo, en la administración anterior? ¡No bajaría ni al alcalde ni al contratista de malandrines!«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here