Luego de que el presidente Donald Trump insistiera en que había un fraude electoral, debido a que su contrincante Biden va a la delantera, Twitter consideró como “engañosas” sus publicaciones.

A través de dicha red social, Trump denunció que los demócratas trataban de robarle las elecciones, pues además acusó que estaban votando después del cierre de las urnas.

“Alguna parte o todo el contenido compartido en este Tweet ha sido objetado y puede ser engañoso respecto de cómo participar en una elección u otro proceso cívico.”
“We are up BIG, but they are trying to STEAL the Election. We will never let them do it. Votes cannot be cast after the Polls are closed!”
En un segundo tuit, el inquilino de la Casa Blanca explicó que la noche del martes estaba liderando en los estados clave gobernados por demócratas, pero de repente comenzó a bajar.
“Anoche estaba liderando, a menudo sólidamente, en muchos Estados clave, en casi todos los casos controlados y controlados por los demócratas. Luego, uno por uno, comenzaron a desaparecer mágicamente a medida que se contaban. MUY EXTRAÑO, ¡y los “encuestadores” lo entendieron completamente e históricamente mal!”, dijo.
“Last night I was leading, often solidly, in many key States, in almost all instances Democrat run & controlled. Then, one by one, they started to magically disappear as surprise ballot dumps were counted. VERY STRANGE, and the “pollsters” got it completely & historically wrong!”

Tras estas acusaciones, Twitter bloqueó sus mensajes, sin embargo, Donald Trump amenazó con recurrir al Tribunal Supremo para detener el recuento de votos, mientras su rival, Joe Biden, pedía paciencia hasta tener los resultados, algo que puede llevar días.

Por el momento, Trump lleva 213 compromisarios en el Colegiado electoral y Joe Biden 238; el objetivo común es llegar a los 270 que dan la victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here