A pocas horas de oficializarse la nueva fecha de realización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que finalmente van a celebrarse del 23 de julio al 8 de agosto de 2021 por pandemia mundial del coronavirus, se conoció un presunto caso de corrupción que involucra a un miembro del Comité Organizador de esta edición de la máxima cita deportiva.

A partir de una investigación, un hombre de negocios japonés llamado Haruyuki Takahashi recibió USD 8,2 millones para asegurar que la candidatura de la capital nipona cuente con el apoyo de varios integrantes del Comité Olímpico Internacional (COI), siendo luego recompensado con un puesto en el Comité Organizador.

El propio Takahashi, de 75 años, ex ejecutivo de la agencia de publicidad Dentsu Inc., confirmó en entrevistas con Reuters que su trabajo consistió en convencer a miembros del COI como Lamine Diack, ex presidente de la World Athletics, al que le dio regalos, incluidas cámaras digitales y un reloj.

“Fueron regalos baratos”, se excusó este empresario, quien reconoció haber recibido los pagos, pero se negó a dar más explicaciones sobre el dinero, asegurando además que era normal proporcionar obsequios como una forma de lograr buenas relaciones con funcionarios importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here