airbus

La investigación en el caso Airbus puso en evidencia prácticas fraudulentas en campañas de venta en países como Colombia, China, Rusia y Taiwán.

Una reciente investigación puso en evidencia las prácticas fraudulentas del gigante en campañas de venta en Colombia, China, Corea del Sur, Rusia, Nepal, Taiwán y Emiratos Árabes Unidos. Dentro de las irregularidades encontradas, están el uso de intermediarios ficticios y desembolsos para ofrecer regalos de lujo y viajes de placer.

La investigación, llevada a cabo conjuntamente por la Fiscalía Financiera Nacional francesa, la Oficina de Fraudes Graves británica y el Departamento de Justicia estadounidense, obligó a la compañía a pagar 3.600 millones de euros a cambio de que se archivaran los casos.

Con esta investigación se evidenciaron prácticas fraudulentas en campañas de venta en Colombia, China, Corea del Sur, Rusia, Nepal, Taiwán y Emiratos Árabes Unidos, según la ordenanza de homologación de la Convención Judicial de Interés Público divulgada en línea por la Agencia Francesa Anticorrupción.

Fiscales federales de Estados Unidos afirmaron que Airbus dirigió una campaña de corrupción durante años en todo el mundo, con sobornos y reportes de información falsa durante más de cinco años para obtener valiosas licencias para exportar tecnología militar estadounidense.

En 2014, Airbus cerró dos contratos marco con “la autoridad central china” sobre la venta a compañías de ese país de 13 aviones de pasillo único A320 y 27 del tipo A330, según el acuerdo.

Para conseguirlos, el constructor europeo financió un fondo de cooperación con hasta 24,2 millones de euros entre 2012 y 2017.

Parte de este se empleó “en beneficio de agentes de la administración y de dirigentes de compañías aéreas o de entidades públicas chinas que jugaban un papel en el proceso de compra”, señalaron los investigadores.

Le puede interesar: Airbus firma acuerdo para solventar proceso por corrupción

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here