La Procuraduría General de la Nación formuló cargos por presuntas irregularidades y corrupción contra el exalcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri y la exsecretaría de Desarrollo Ecónomico, Jenny Muñoz.

Esto después de que lo dos funcionarios firmaran un millonario contrato con la Fundación para el Desarrollo Social Colombiano que nunca se ejecutó. En la ejecución del contrato se hallaron presuntas inconsistencias en los registros de asistencia de menores supuestamente beneficiarios con talleres de capacitación en artes, música y fotografía.

“Ese contrato no se ejecutó en su totalidad, entregaron planillas firmadas por niños que no asistieron a los talleres de capacitación, eso es corrupción”, afirmo el veedor ciudadano, Pablo Arteaga.

Así mismo, los investigadores de la Procuraduría encontraron ‘niños fantasmas’ entre los 840 que supuestamente se debían beneficiar con la capacitación contratada por la alcaldía de Barrancabermeja con Fundesocol.

“Algunos números telefónicos no existían o simplemente los niños no habían asistido nunca a ningún taller en Barrancabermeja, incluso conocimos que tomaron fotos con niños asistiendo a las capacitaciones, pero nunca recibieron esa educación”, dijo el veedor Arteaga.

Le puede interesar: Álvaro Ashton reconoce pago de $800 millones para archivar proceso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here