Ibague

Al parecer, uno de los concejales que asistió al encuentro programado por Andrés Fabian Hurtado, durante la reunión grabó el ofrecimiento que les hizo el Alcalde.

Terminando el año 2019 en uno de los salones del hotel Sonesta, ubicado al interior del centro comercial Acqua de Ibagué, se reunieron 17 de los 19 actuales concejales, en privado con el alcalde de la ciudad Andrés Fabian Hurtado, en ese encuentro el burgomaestre les habría ofrecido nombrarles una cuota al interior de la administración.

Al parecer Hurtado, les prometió que les nombraría unas cuotas políticas en la planta de asesores de la alcaldía, preferiblemente abogados que les sirvieran de asesores jurídicos a los integrantes de la corporación y evitar que se metieran en problemas a la hora de elegir personero, contralor y secretario general.

Estos abogados recibirían remuneraciones de acuerdo a sus especializaciones, sin embargo, el tope mínimo sería de 3 millones 700 mil pesos, mensuales y los contratos se firmarían con un tiempo estipulado de un año. Esto también garantizaría, las mayorías al interior del concejo en favor de la administración.

Durante este encuentro también se acordó, el nombrarían a César Franco de Cambio Radical, como presidente de la corporación.

Este año se celebró otra reunión en el apartamento del concejal conservador Bryan Escandón en el barrio la Pola, y esta vez quien representó la alcaldía fue el secretario de gobierno Carlos Portela, quien prometió nombrarles otra cuota política, a cambio de conseguir el apoyo en la elección de contralor, además, se ofreció más dinero por apoyar la elección del secretario general, y por la elección de una personera, la cual debe ganar en el puntaje que le de cada concejal, es decir, que Hurtado, tendrá que entregarle 5 cuotas políticas a cada concejal.

Finalmente los elegidos por Hurtado resultaron inhabilitados por lo que la orden era votar en blanco para obligar a recomponer la terna y poder ingresará el hijo del excontralor del Tolima Mariano Rodríguez, pero perdieron, y fueron las minorías que resultaron escogiendo la nueva contralora.

Cuando se empezaron a incumplir los pactos uno de los concejales le envió un mensaje al alcalde donde le advierte que si no cumplía lo pactado, haría pública la grabación donde aparecía ofreciéndole puestos públicos a los corporados.

Desde ese momento están tensas las relaciones entre el concejo y el ejecutivo, pero la alcaldía está cumpliendo y pidió las hojas de vida de los primeros profesionales ha nombrar.

Le puede interesar: Corrupción en la Cámara de Comercio de Villavicencio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here