El pasado mes de diciembre Luis Parra, por entonces diputado por el partido opositor Primero Justicia (PJ), junto a otros seis parlamentarios, fue señalado de haber estado involucrado en una trama de corrupción en el marco del programa de las cajas alimentarias CLAP.

Además de Parra, José Gregorio Noriega, José Brito, Adolfo Superlano y Conrado Pérez (principales), Leandro Domínguez y Jesús Gabriel Peña (suplentes), fueron acusados tras un informe del portal Armando.Info.

De acuerdo a las acusaciones, los parlamentarios utilizaron su rol en la Comisión de Contraloría para favorecer a Alex Saab, el colombiano señalado por EEUU como testaferro de Nicolás Maduro, y su red empresarial detrás del programa CLAP, que distribuye comida subsidiada en Venezuela.

Tras conocerse esta información, la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, denunció que los siete diputados fueron comprados por el régimen chavista para formar parte de la “Operación Alacrán”, cuyo objetivo era sumar voluntades para impedir la reelección de Juan Guaidó como presidente del Parlamento en la elección de este domingo.

La presidencia del Congreso informó que los siete congresistas “han decidido traicionar la causa de la libertad” y “sucumbir ante la dictadura corrupta con la Operación Alacrán”.

De igual forma, los congresistas fueron suspendidos de la Comisión de Contraloría y les abrieron una investigación en el cuerpo legislativo. Algunos de los implicados rechazaron los señalamientos y acusaron a Guaidó de actuar contra ellos por no apoyar su reelección.

Este domingo, en una jornada marcada por la tensión y un nuevo atropello contra la oposición, el régimen bloqueó el ingreso de los diputados opositores al Parlamento, entre ellos el propio Guaidó. No obstante, los parlamentarios chavistas pudieron ingresar sin problemas, al igual que los opositores que tienen vínculos con la dictadura, como el caso de Parra.

Minutos antes de la fraudulenta elección, el diputado Brito, otro de los acusados de operar para el régimen y que también se vio involucrado en el caso de corrupción denunciado por la oposición, había anticipado que este domingo habría un nuevo presidente de la Asamblea Nacional, cargo para el que postuló a Parra.

“En este 2019 que acaba de concluir, fuiste la esperanza del país, hoy eres la mayor decepción, pudiste ser el futuro, pero hoy eres y serás el pasado, fuiste un sueño convertido en pesadilla, Juan Guaidó a partir de hoy tu tiempo terminó”, sostuvo Brito, a las afueras del Palacio Federal Legislativo.

Luego, en el marco de una sesión que no contó con votos ni quórum reglamentario, el ahora ex diputado de Primero Justicia juró como titular de la junta directiva y rápidamente cerró la sesión.

La presidencia de Guaidó denunció que se trató de un “golpe de Estado parlamentario de la dictadura contra la Asamblea Nacional”. “Sin votos ni quórum reglamentario, diputados del PSUV y la fracción corrupta Clap juramenta falsa directiva”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here