Durante la instalación de la mesa de diálogo sobre transparencia, dirigida por el presidente Iván Duque, diversas organizaciones propusieron al primer mandatario considerar se castigue con pena de muerte a aquellos que comentan actos de corrupción.

Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, participante del encuentro que tuvo lugar en el Palacio de Nariño, afirmó que en nuestro país debería existir iniciativas que castiguen con severidad delitos que estén relacionados con esta práctica ilegal.

Asimismo, resaltó que debería declararse un tema de ‘emergencia nacional’ la lucha contra la corrupción, de tal manera que pueda lograrse a través de un diálogo regional transversal.

“Deberían crearse veedurías para los puntos de la negociación, diálogos regionales, medidas extremas como la cadena perpetua o la pena de muerte, a su vez el acompañamiento de una emergencia regional para un apoyo internaciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

A raíz de la propuesta, el jefe de Estado indicó que se trabajará en el diseño de un marco de acción de lucha contra esta práctica, la cual ha sido una de las propuestas de los convocantes del Paro Nacional.

 “La idea es iniciar este espacio e ir abriendo esta dinámica, esta conversación con el pueblo colombiano. Recibir, además, insumos, ideas y propuestas y que nosotros podamos en este ejercicio salir con una especie de marco de acción, sobre temas que tienen que ver con el comportamiento de los gobiernos locales, de las instituciones del Estado”, enfatizó Duque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here