El tribunal Administrativo de Cundinamarca, pide que se respete la presunción de inocencia del magistrado cuestionado, Carlos Alberto Vargas Bautista.

El funcionario de la corporación judicial, es señalado por la Fiscalía General de la Nación de traficar procesos judiciales para beneficiar intereses de particulares y de recibir dineros a cambio de fallar demandas que, siempre representaba la abogada Kelly Eslava.

Al parecer, Vargas, de la mano de Eslava, manipuló para que llegaran a su despacho los procesos que llevaba la abogada. De esta forma, el magistrado conoció los dos casos que ahora lo tienen ante los estrados judiciales: un fallo de reparación directa por el humedal Jaboque en el que se ordenó al Acueducto de Bogotá pagar $65.000 millones, y el pleito entre la empresa Soporte Vital y el Hospital de Ubaté, entidad que se condenó a pagar $9.000 millones, cuando las pretensiones del proceso no pasaban de los $1.200 millones.

Por medio de un comunicado, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca mostró su interés de colaborar con las autoridades pertinentes, y además, expresaron “su repudio total a la comisión de cualquier acto ilegal al interior de la Rama Judicial, por cualquiera de sus integrantes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here