La Procuraduría General de la Nación abrió investigación al actual alcalde encargado de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero por desacatar la orden de Inspección de Policía número 2, la cual estipulaba la restitución de 619 metros cudrados de espacio público que ocupaba de forma ilegal el emblemático edificio, Aquarela.

Para el Ministerio Público, el funcionario habia desconocido su deber de proteger a la ciudadanía y el de garantizar la preservación del patrimonio de la ciudad más importante de la costa norte del país. “Este año la sociedad, la institucionalidad y la propia Procuraduría tuvimos que ver que esta, como administraciones que le han antecedido, ha omitido su deber de proteger a la ciudad frente a esta obra, que pone en riesgo el valor excepcional de Cartagena como Patrimonio Mundial Cultural y Natural”, resaltó el ente regulador sobre la particularidad del caso.

La Procuraduría también informó acerca de la petición al Ministerio de Cultura y a la Unidad Nacional de Riesgos y Desastres, para que evalúen la situación y se diponga a realizar un estudio por el riesgo de desastre,y de la pérdida de la calificación que tiene Cartagena como patrimonio de la humanidad.

Mientras tanto, el alcalde encargado, Pedrito Pereira, respondió antes las acusaciones y manifestó: “La Alcaldía sí ha cumplido, lo demostraremos dentro del proceso disciplinario si es necesario, con todas la pruebas de nuestra actuación. Es claro que de junio a octubre no era posible realizar una contratación de esa naturaleza y menos en la modalidad que nos exigía la SCI. Ahora el tiempo no nos alcanza, pero podemos hacer la restitución sin necesidad de contratar algo, sino a través de la Secretaría de Infraestructura”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here