La empresa colombiana Rappi enfrenta actualmente pliego de cargos por haber violado, presuntamente,  el marco legal relacionado con el comercio electrónico, esto a raíz del incumplimiento de 5 órdenes impartidas por la Superintendencia de Industria y Comercio, entidad encargada de regular este tipo de empresas que funcionan a través de aplicaciones móviles.

De acuerdo al órgano de control, la decisión viene fundamentada, entre otras cosas, con la evasiva de parte de la empresa digital, la cual no indicaba con claridad, de manera previa a todos sus consumidores, la aceptación de la oferta realizada, la procedencia del derecho de retracto y de la reversión de pago. De acuerdo a la investigación, lo anterior solo se había implementado para los usuarios que poseen Rappi Prime, pero no ante los demás usuarios que deben hacer sus reclamos directamente ante los comercios físicos.

Para Andrés Barreto, Superintendente de Industria, ellos: “tienen que garantizar el derecho de retracto. Tienen responsabilidad en lo que venden, no solo un intermediario, son un comercio electrónico”.

Finalmente, la Superintendencia encontró que Rappi sigue evitando también, de manera reiterativa, cualquier responsabilidad ante sus clientes de las obligaciones que por ley le corresponden tales como el de proveedor de servicios y la corrección del documento de términos y condiciones.

Por lo anterior, la sociedad de comercio electrónico podría afrontar una multa de hasta 1.000 salarios mínimos legales vigentes, lo que representaría más o menos, 800 millones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here