Los Obispos de Kenia hicieron un llamado a toda la ciudadanía en general a combatir la corrupción de una manera clara y concreta. “Todo lo que promueve la cultura de la muerte es la corrupción”, dijeron los obispos.

Ciudad del Vaticano

“Unimos fuerzas para combatir la corrupción en el país”. Fue la petición clara de los obispos de Kenia a todos los ciudadanos del país con la campaña titulada “Rompamos las cadenas de la corrupción” lanzada por ellos el 5 de noviembre.

“Nos comprometemos a apoyar esta campaña inicialmente durante los próximos seis meses y luego continuarla”, dijeron los Obispos en un comunicado publicado al final de su Asamblea Plenaria de noviembre.

“Seguimos contando con su apoyo porque el monstruo de la corrupción no puede enfrentarse solo. Debemos unir fuerzas en la lucha para eliminar este flagelo de nuestra sociedad. Renovamos el llamamiento a todas las iglesias, otras religiones y personas de buena voluntad para que se unan seriamente en la guerra contra la corrupción a fin de brindar honestidad e integridad a nuestra sociedad”.

La corrupción

La definición abarca un espectro muy amplio de corrupción que va más allá de lo que se evidencia en los políticos y funcionarios deshonestos. “Todo lo que promueve la cultura de la muerte es la corrupción”, dijeron los obispos dando un ejemplo: “La destrucción del medio ambiente es corrupción; matar niños no nacidos, infidelidad en el matrimonio y violencia doméstica es corrupción familiar; vender drogas a los jóvenes, atraerlos a la promiscuidad y abusar de ellos es la peor forma de corrupción; solicitar favores y privilegios en desventaja para otros, corromper o usar la tribu, religión, clan, afiliación política, cargos públicos o intimidación es corrupción”. Incluso “tratar de hacer trampa en los exámenes es una forma terrible de corrupción que destruye la credibilidad del país”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here