En Beirut el secretario general de Hizbulah, Hassan Nasrallah, hizo unas declaraciones clamando por priorizar la lucha contra la corrupción en el país e invitó a comenzar por la organización que el representa. “Yo garantizo el respeto del Partido de Dios”.

El jefe del movimiento hizo pocos comentarios sobre las manifestaciones antigubernamentales que se gestaron desde el 17 de octubre, pero dejó una puerta abierta a una posible coalición de formación de gobierno, pues es una de las demandas de la ciudadanía en movilización.

Nasrallah subrayo la importancia de que los manifestantes pongan la lupa y presenten demandas de distinto orden, aunque la primordial debe ser el combate a la corrupción en todas sus presentaciones, para poder recuperar de una forma u otra los recursos del erario que han sido usurpados y saqueados en la nación del medio oriente.

Durante sus declaraciones, el jefe del movimiento político y militar, solicito al poder judicial libanes acciones concretas para combatir el flagelo: “Necesitamos un poder judicial valiente, fuerte y que no ceda ante la presión política” pues con la delicada situación económica del país no se puede seguir permitiendo el desfalco de los fondo públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here