Luego de la adhesión de Colombia a la Ocde, muchas de las empresas de nuestro país han tenido que unirse a una nueva tendencia de cumplimiento en el mundo, que en inglés se le conoce como ‘compliace’. Muchas compañías ahora cuentan con un departamento encargado de la transparencia en sus procesos, prácticas antisoborno, de manera que se pueda crear un plan de choque y así evitar el pago de coimas o sobornos al interior de la institución. Sin embargo, la implementación y monitoreo de este tipo de actividades, generalmente suele ser muy tedioso y hasta costoso, especialmente en las grandes compañías.

Es por eso que la cervecera más grande del mundo AB InBev, de la cual el grupo Santo Domingo hace parte, se ha mostrado como un referente por la forma en cómo implementó el Big Data y Data Analytics al mundo del compliance. Por medio de dichas herramientas han logrado desarrollar una serie de patrones sobre la manera en que sus mas de 182 mil empleados hacen negocios y se relacionan con sus grupos de interés, para alertar así cuando existan comportamientos con irregularidades.

Por ejemplo, si un contrato con determinado proveedor oscila dentro de un mismo rango de precio mes a mes, y de repente surge algún cambio, ahí puede haber una alerta sobre prácticas irregulares. Las estadísticas se convierten entonces en modelos claves de predictibilidad y confianza de todos los actores del negocio, que permiten un mejor relacionamiento con todos los grupos de interés.

Para Matt Galvin, vicepresidente global de ética y compliance de AB InBev la tecnología está cambiando la forma en la que operan las compañias. Para el experto, una buena visión de ‘compliance’ es un escenario en donde se valoren los beneficios para la sociedad, la empresa y el Estado. Se trata de un compromiso transversal para cumplir expectativas éticas y sostenible de tal manera que contribuya al desarrollo del país. Por otro lado, todas las compañías deben tener claro que incurrir en comportamientos antiéticos implicaría pérdidas monetarias astronómicas y lo más importante pérdida de la reputación empresarial, lo cual podría afectar de manera irreparable el desarrollo del negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here