Bajo una campaña de desprestigio evidenciada en Medellín, la familia Builes Benjumea va tras la honra de Pablo Bustamante, abogado destacado y miembro de una familia que lo quiere ver caer.

Hace 12 años la familia Builes Benjumea ha usado más que la justicia para obtener alrededor de 10.000 millones de pesos ajenos.

Con vallas, publicidad, redes sociales y contenido de ataque desmedido, pretenden adueñarse de más dinero del que ya poseen. Es decir, sumar a sus cuentas más de los 35.000 millones de pesos que hoy acumulan en herencias.

Ante los juzgados, la familia Builes Benjumea se ha presentado como víctima, pero al tiempo quieren expandir en la opinión pública un mensaje que deja más sospechas que seguridades.

El solo hecho de impulsar esta campaña de desprestigio contra un miembro de su propia familia, hace pensar en la codicia que se esconde bajo la capa de víctimas que los Builes Benjumea pretenden mostrar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here