Javier Eliécer Zapata Parrado, quien renunció a su cargo en medio de la audiencia, se le imputaron los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación por su presunta participación en el desvío de millonarios recursos del departamento.

Zapata fue señalado de causar el desfalco en las finanzas del Guainía por haber entregado al rededor de 45 contratos, por un valor de 86 mil millones de pesos y estas  obras nunca se realizaron.

La asignación irregular de estos contratos se hizo entre los años de 2013 y 2017 con las empresas Marina del Oriente, Grupo M.S.I., Fundación Tecnológica Social e Ingeniería WH SAS, sin que ninguna participara en las licitaciones públicas.

Luego de que el fiscal acusara a Zapata de haber celebrado de manera irregular estos contratos, un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, con función de control de garantías, ordenó su captura y enviarlo a la cárcel.

Por estos mismos hechos se le dictó medida de aseguramiento al exgobernador Óscar Armando Rodríguez, quien fue trasladado al pabellón de servidores públicos en la cárcel La Picota de Bogotá, y en octubre pasado, fue enviado a prisión el alcalde de Puerto Inírida, Camilo Andrés Puentes Garzón y otros cuatro contratistas, quienes tambien se beneficiaron de las acciones ilegales de Zapata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here