Recientemente, se ha hecho público el escándalo de corrupción en el deparamento de Bolívar, el cual, implica directamente al actual gobernador de ese departamento, Dumek Turbay, al exsenador condenado por parapolítica, Vincente Bleel Saad y al exgerente de Aguas de Bolívar, Miguel Torres, entre otros personajes.

En las grabaciones se habla sobre el actuar ilícito de algunos funcionarios públicos, relacionados con la empresa de aguas y acueducto, Aguas de bolívar, de cómo sería la distribución de dichos contratos y de las ganancias recibidas por los mismos. Después del escándalo, el gobernador actual, vinculado también en el hecho, pidió la renuncia del gerente de Aguas de Bolívar.

Sin embargo, esta red de corrupción estaría estrechamente ligada con la segunda ciudad más importante de Bolívar, después de Cartagena, Magangué. El actual candidato, Pedro Alí, quien tiene candidato propio para que lo reemplace, mantiene una estrecha relación con el actual gobernador Turbay, y además es primo del que también fue exgerente de la empresa de aguas y acueducto, Fejed Alí Badrán. Este círculo de corrupción lo completa, Augusto Salas Badrán, que también es familiar de Fejed, y quien ejerce como funcionario de la secretaría de hacienda en la ciudad.

Carlos Cabrales es la ficha escogida para el próximo cuatrenio, y que con el apoyo de los personajes cuestionados anteriormerte, se convertiría en un candidato que administraría los recursos de los magangueleños, con espejo retrovisor.

Yalil Arana, el otro candidato a la alcaldía del municipio, y a quien lo respalda el partido Conservador, también cuenta con el respaldo del parapolítico, Vicente Blel Saad.

Ambos candidatos, tanto Yalil de la casa azul, como Carlos Cabrales de la casa roja, respaldan la candidatura a la gobernación del hijo del exsenador, Vicente Blel Scaff.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here