La propuesta de construir 20 mil casas para los bumangueses fue la principal razón que catapulto al ingeniero Rodolfo Hernández hace cuatro años para llegar a la Alcaldía.

Su profesión y sus vínculos con la construcción en Santander crearon un imaginario colectivo por el desarrollo urbanístico de la región, con la decepcionante noticia que nunca pudo cumplir con su promesa de campaña.

Por el contrario, lejos de beneficiar a sus electores, quienes realmente salieron con el premio mayor fueron sus patrocinadores y con ello me refiero a la empresa Cemex la cual, con ayuda de su alfil Juan Carlos Cárdenas, le regaló un gran lote a la empresa que realmente tuvo como destinó la construcción de los 20 mil hogares felices. Este lote fue invadido por varias familias y lo que hizo la Alcaldía fue negociar con ellos, para que se quedaran con la condición de que la titularidad fuera exclusiva de Cemex.

¿Lo anterior para qué? para que Cemex termine negociando directamente con el Municipio de Bucaramanga y por eso es que el señor Rodolfo Hernández quiere poner como Alcalde al señor Juan Carlos Cárdenas Rey.

No es de sorprender estas prácticas por parte de este par de señores, cabe recordar que Juan Carlos Cárdenas tiene un historial sospechoso en el tema, por ejemplo, en Perú fue incriminado por escándalos de corrupción y salió absuelto gracias al respaldo político que le brindó Cemex. El mismo Cárdenas en Radio melodía aceptó el hecho de la siguiente forma: “Recordó que cuando trabajó con CEMEX en el Perú trataron de incluirlo en supuestos escándalos de corrupción, pero salió absuelto por la justicia y los medios de comunicación de ese país”.

Por su parte, Cemex tiene distintas investigaciones en su contra en territorio Colombiano e incluso en la región, siendo comparado incluso con la multinacional Odebrecht, por Vicky Dávila en la Revista Semana. El Ñoño Elías, Musa Besaile, Antonio Guerra de la Espriella y otros excongresistas salpicados en Odebrecht hicieron parte del famoso grupo de los Buldózer, maquinaria que tumbaba cualquier impedimento legal que se tuviera que afrontar la trasnacional, caso similar a lo que está haciendo Cemex, en donde sus cartas estratégicas en Santander son el ex Alcalde y su candidato de bolsillo, ¿será que Hernández y Cárdenas son la mezcladora de la corrupción? Por supuesto que sí.

Por otro lado, aprovechando su posición privilegiada en la junta directiva de Cemex, la empresa compró un lote en Antioquia, la planta de Maceo, y resultó el lote con extinción de dominio, siendo este un proceso que no ha cerrado y que es gravísimo. Ahora, llegado el caso que Cárdenas quedara como Alcalde de Bucaramanga, que Dios no quiera, él sería el que negociaría directamente el lote con la empresa con la que trabajó (Cemex), lo que a toda luces refleja un conflicto de intereses que serían pagados con dineros públicos de una promesa electoral que se hizo en el 2015, por un Alcalde que fue suspendido no solamente una vez, sino dos y que tiene más de 93 procesos disciplinares, penales y fiscales, consiguiendo un record nunca antes visto por otro Alcalde en Bucaramanga.

Con la particularidad que, cuando todo el mundo se le vino encima abandonó el cargo para hacerle campaña a su candidato de bolsillo el señor Juan Carlos Cárdenas Rey.

Como si fuera poco todo lo dicho, si se llegase a aprobar el proyecto de Minesa en el Páramo de Santurbán necesitarían toneladas de cemento para rellenar el hueco que van a dejar y Cárdenas sería quien gestionaría el proyecto y garantizaría el negocio. Por eso, ellos necesitan proteger el agua es para poder vender el Acueducto de Bucaramanga que lo acabaron de privatizar vía estatutos. Entonces lo que estaban haciendo es proteger el agua con ideas sociales, para justificar uno de los negocios de Rodolfo Hernández que no es más que vender la joya de la corona, que es el Acueducto de Bucaramanga.

Finalmente, Hernández y Cárdenas movilizaron todo el sentimiento, toda la rabia, toda la ira, la ilusión del agua y todo fue por un interés particular. Si le interesaba tanto el agua en Bucaramanga, ¿para qué vendió el Acueducto? ¿Para qué lo privatiza?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here