Para el mes de julio la Procuraduría General de la República,  inició investigaciones a funcionarios públicos de la Gobernación de Boyacá por presuntamente incurrir en actos de proselitismo a favor del actual candidato, Ramiro Barragán. Sin embargo, en el departamento parecen ignorar las reglas del juego.

Recientemente, se captó a otra funcionaria María José Pinto Bernal, fotógrafa de la gobernación aún en nómina, quien acompañaba al candidato Barragán ¿y los entes reguladores? ¿Quién le pone orden a la campaña que lleva el candidato Ramiro?

Como si fuera poco, ¿Quién le financia a un candidato, viajes en helicóptero para hacer campaña? Son dudas que los boyacenses aún no tienen claridad de situaciones como éstas.

Esta no es la primera vez, que miembros de la gobernación se suman de frente y sin descaro a la campaña política de Ramiro Barragán, hace par de semanas los boyacenses denunciaban la presencia de altos funcionarios de esta institución en actividades políticas del aspirante, entre quienes se distinguía la esposa del Secretario de Gobierno de Carlos Amaya.

Con toda esa maquinaria, se hace injusto para los otros candidatos igualarse a la candidatura del todopoderoso de Boyacá que tiene en sus manos toda la plataforma económica de los recursos boyacenses que la gobernación le ha dado.

Barragán sigue comprando las conciencias de quienes creen que el tendrá la continuidad de gestión del actual gobernador, pero lo cierto es que Carlos Amaya, realizó una campaña impecable y austera cuando se lanzó a la gobernación, queda más que evidente que de seguir así este aspirante al Palacio de la Torre, malgastará los recursos de los boyacenses en el primer trimestre de su gobierno.

Con esa ventaja, cualquiera gana elecciones, ¿no cree señor candidato?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here