Sergio Isnardo Muño

El candidato a la Alcaldía de Bucaramanga (Santander), Sergio Isnardo Muñoz, sostuvo que si hay evidencias de corrupción en el caso de la contratista Vitalogic, “el alcalde y su familia deberán responder ante la justicia”.

En entrevista con No Más Corruptos y Qué Pasa en Bucaramanga, aclaró que no es él sino los órganos del Estado los que acusan al mandatario actual Rodolfo Hernández y su hijo, Carlos Hernández Oliveros, por estar presuntamente inmiscuidos en un caso de desfalco.

Vitalogic es una empresa que buscaba hacerse con un contrato de 250 millones de dólares para instalar una máquina que generaría energía con la basura del relleno sanitario El Carrasco, un proceso impedido por la Procuraduría por irregularidades.

Una de ellas fue el contrato de corretaje de 100 millones de dólares firmado por Hernández hijo en notaría para que la compañía se quedara con el contrato por 30 años y, al parecer, recibir coimas por ese beneficio.

Sobre eso, Muñoz insistió que en deben ser las instituciones de justicia las que actúen al respecto y aclaró que él no tiene “un pelo de corrupto”.

A pesar de haber formado parte de la campaña política de Hernández en 2014, el actual candidato asegura no tener un vínculo actual con el mandatario de Buramanga para esta contienda.

Incluso mencionó sus desencuentros por el polémico carácter de Rodolfo Hernández y su señalamiento de ser “manoseado más que a una prostituta de Puerto Wilches.

“Frente a la grosería mis mayores me enseñaron que se debe responder con respeto. Creo que se le fueron las luces al alcalde Rodolfo cuando se mete con Sergio Isnardo, con las mujeres y con Puerto Wilches. Él tendrá en su momento que corregir. Lo que le pedimos que, por favor, nos deje hacer una campaña tranquila, de ideas, que prime el debate de los 10 candidatos que estamos en este proceso”, dijo el aspirante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here