Estas fueron las palabras del candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, Jhan Carlos Alvernia Vergel, del partido de Reivindicación Ética, PRE, al referirse a uno de los casos más polémicos de esta ciudad, el escándalo de corrupción de Vitalogic y el negociado que se pretendía hacer con la basura de Bucaramanga.

Hechos que no han sido esclarecidos y que empañan la gestión del alcalde Rodolfo Hernández, ya que las evidencias comprometen a su hijo Luis Carlos, por el acuerdo de coimas que pactó, y cuyas comisiones ascenderían a 300.000 millones de pesos.

Ante esto, el aspirante Alvernia dijo, durante su visita al “caza corruptos”, que “los órganos de control deben hacer un seguimiento serio, real y efectivo que genere resultados contundentes. Ya Bucaramanga no permite más hechos de corrupción”.

Jahn Carlos Alvernia busca por segunda ocasión administrar la ciudad y, por esta razón, se lanza nuevamente como candidato a las elecciones regionales, pese a que lo relacionan con muchos políticos empresarios, personas de poder y hasta parapolíticos con un pasado oscuro que perjudican sus aspiraciones de ser alcalde de la ciudad.

“Hoy en la política hay hombres dignos para ejercer los cargos de administración pública que hay en Bucaramanga y Santander. Jahn Carlos Alvernia, fue concejal no tiene investigaciones ni ha sido denunciado (…) No pueden señalar que manejé secretarías o instituciones públicas a pesar que estuve en el concejo e Bucaramanga”, destacó durante su entrevista el candidato.

Pero como recordarán, a Alvernia lo ligan con el caso de su hermano Jhonny, quien ha estado detrás de millonarios procesos de selección cuestionados para entregar contratos para vinculación de personal en el Hospital Universitario de Santander y varios más de la región a través de sindicatos que son controvertidos.

A eso, el candidato respondió: “a el le acusan sindicatos de papel (…) los sindicatos no los manejan nadie, son agrupaciones de persona, son gremios mínimos 2 a 3 mil personas. No tiene dueño, se manejan por estatutos (…) Él se dedica desde años agroindustrial, en Santander, lechería, sub productos agropecuarios. Es un tema que no me interesa y no me pueden señalar”.

Muchas son las relaciones de Alvernia con personas que tienen en su haber hechos de corrupción y aliados de la clase política más controvertida del departamento y que en la actualidad son señalados por los bumangueses, tal como el exgobernador de Santander y hoy senador de Cambio Radical, Richard Aguilar, actualmente investigado por presunta corrupción, y del parapolítico,
Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil.

“Tenemos amigos en común en la esfera pública. En la administración de los Aguilar yo no ejercí ninguna influencia de haber tenido cargos públicos (…) Hoy yo, Jhan Carlos Alvernia puedo decirlo, no recibo financiación de ningún grupo empresarial de Bucaramanga ni Santander. No pertenezco a ninguna casa política, no recibo financiación de ninguna mafia politiquera. No tengo sede política, no tengo grandes avanzadas. Estoy yo caminando por la ciudad, por los barrios, por las diferentes comunas”.

Hay candidatos que quieren jugar con las ilusiones de los bumangueses, aseguró.

“Hace 4 años fueron 20 mil hogares. Hoy candidatos que prometen trenes y hasta carros voladores. “Siempre hay candidatos que quieren jugar con las ilusiones de las personas, esto no se puede permitir en Bucaramanga ni Santander. Hoy la moda es jugar con las emociones ilusiones de los ciudadanos. La verdad es lamentable en la democracia y la política, esto también deben ser castigados porque estos son hechos de corrupción también”, sentenció Alvernia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here