El Plan de Alimentación Escolar, PAE, ha generado un sin número de dudas en el país. el municipio de Bello, ubicado en Antioquia, fue uno de los más afectados.

La Personería de Bello advirtió que debido a una deuda de 2.100 millones de pesos del municipio con los operadores del programa de alimentación en las instituciones oficiales, 6000 menores no podrían acceder a ese beneficio en el 2018.

El personero Jorge Alejandro Lema en ese entonces señaló que pese a que se han hecho las gestiones necesarias, aún no se ha había resuelto la situación, una semana después curiosamente cuando se hizo la noticia viral a nivel nacional se “solucionó” el tema.
Tal parece que milagrosamente la administración municipal se puso al día o llegó a un acuerdo con el contratista y así fue como no suspendieron el plan de alimentación, donde estaban todos los colegios públicos que tiene la ciudad.

Bello es un municipio que para nadie es un secreto que ha estado muy golpeado por el narcotráfico y corrupción, los habitantes de de este lugar del país, viven muertos: por el miedo, por el silencio, por la injusticia, cómplice, por seguir un modelo despreciable como lo es el del narco. Ahora que son las elecciones muy seguramente llegarán los salvadores a “pacificar” el municipio, para que su filantropía se traduzca en votos, allí donde el ciudadano debe aprender a identificar quien si hará cumplir sus derechos para que no vuelvan a embolatar la alimentación de los niños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here