Salud en estado crítico
Se estima que la corrupción le arrebata a la salud cerca de 1 billón de pesos.

Un caos. El sistema de salud en Colombia presenta múltiples fallas que obstaculizan el correcto acceso a él. Trámites interminables, pagos, infraestructura, suscripción, atención y demás aspectos son los temas que más reclaman los ciudadanos. La corrupción es uno de los pilares podridos de esta problemática.

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud.” Así lo estipula el veinticincoavo artículo de los Derechos Humanos. No obstante ¿podemos afirmar que el sistema de salud en Colombia le asegura a los ciudadanos las garantías necesarias?

Fernando Carrillo Flórez, procurador General de la Nación, nos dio la respuesta, claramente negativa, al interrogante. ”El sistema de salud está infestado de corrupción en toda su cadena”. Es decir, desde la misma construcción de las obras hasta la prestación del servicio, la salud no es confiable, no ofrece un parte de tranquilidad que vele por el bien de la ciudadanía.

El procurador dio una cifra aproximada en cuánto al dinero que le cuesta la corrupción al sistema de salud: 1 billón de pesos. Este dinero es arrebatado por carteles como el de la hemofilia, VIH, síndrome de Down y hasta el de las gafas. Empeora el panorama el hecho de que 176.000 personas  reciben subsidio de salud y no lo necesitan.

Los perjudicados están pagando con sus vidas este desastre. La corrupción no parece tener límites llegando a vulnerar derechos tan fundamentales como el de la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here