La candidatura a la gobernación de Boyacá por el partido verde, Ramiro Barragán, ha sido bastante polémica, gracias a la recepción de avales y apoyos por parte de poderes políticos en ejercicio. Situación que, sin duda, no cae bien en nadie, principalmente en sus copartidarios.
 
Una de las inquietudes que despierta está basada en la estrecha relación con el actual gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, debido a que el titular de este despacho ha puesto a completa disposición del aspirante, toda la plataforma de funcionarios y poderío de la gobernación para favorecerlo.
 
Suscriíbete para continuar leyendo
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here